Un pago de Venezuela y la devaluación, un alivio para SanCor

SancorLa cooperativa líder en lácteos

Cuando en SanCor estaban con el agua al cuello, llegaron unos milagrosos US$ 80 millones de Venezuela que le permitieron un respiro. Fuentes de la líder en lácteos contaron ayer a Clarín que hubo otro fuerte alivio para las cuentas en rojo el último 17 de diciembre, con la apertura del cepo y la devaluación.
Un dólar más alto es significativo para una cooperativa que es la mayor exportadora láctea del país al enviar al exterior el 50% de su producción.
Claro que esto no significa que los problemas, que saltaron a la luz pública con el desdoblamiento del pago de salarios, sean cosa del pasado. Precisamente, en la dependencia de los embarques hacia Venezuela y por la crisis que padece el país caribeño radica uno de los problemas de SanCor.
La cooperativa embarcó este año algo más de 50.000 toneladas de leche en polvo a ese país, un volumen se repetiría en 2016. Caracas les reconoce un valor que duplica al promedio de mercado.
Y aunque los directivos de SanCor confían en continuar con esos contratos, se esfuerzan en multiplicar exportaciones de alto valor agregado a otros destinos como Brasil. Desde la filial de San Pablo les llegan en estos días pedidos por la manteca salada y el queso montañoso, dos especificidades elaboradas desde Sunchales para el país vecino.
Durante 2015, SanCor escuchó ofertas por algunos de sus negocios más rentables. “Estamos abiertos a las ofertas pero seguimos invirtiendo y mejorando competitividad”, dijo uno de sus directivos con la condición del anonimato. Decididamente, la batalla de los números sigue en pie.
Parte de la estrategia consiste en apuntalar la distribución y es lo que explica el flamante centro de logística robotizado y de grandes dimensiones que acaban de estrenar en Sunchales, Santa Fe. También, el depósito que inauguraron en Córdoba para sus productos frescos.
Por tratarse de una cooperativa, en SanCor abonan la leche en el tambo unos centavos más que sus competidores. El promedio es 3,05 pesos el litro y nadie cobra por debajo de 2,90, según aseguró su vocero Sergio Montiel. El resto de la industria ronda los $2,60.
Y pese a que siguenen guardia, se esperanzan con que dos de sus innovaciones, el yogur con tapa a rosca y la línea de flanes caseros, los inmunicen ante nuevas y probables crisis.
www.ieco.clarin.com