EN MEDIO DE LA CRISIS POR EL CORONAVIRUS, LA MAYOR PRODUCTORA LÁCTEA DEL PAÍS SALE A BUSCAR FONDOS EN EL EXTERIOR

Negocia una línea de préstamos por más de u$s 100 millones con la Corporación Financiera Internacional para incrementar sus negocios en el mercado lácteo

En medio del cada vez más preocupante impacto que la crisis sanitaria del coronavirus y sus medidas está causando a la economía argentina, un grupo lácteo local salió a buscar financiamiento para apalancar planes de inversión en el país.

Se trata de la agropecuaria Adeco, la mayor firma local productora de leche, que negocia con el Banco Mundial el otorgamiento de un préstamo por u$s100 millones con el objetivo de destinar esos fondos a expandir su capacidad de producción de lácteos en el país.

Adeco es propiedad de Adecoagro, un grupo diversificado de agronegocios que produce azúcar, etanol y energía en Brasil y granos, arroz y lácteos en Argentina y Uruguay. Tiene su sede en la Ciudad de Buenos Aires pero las operaciones de lácteos están ubicadas en las provincias de Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires.

El crédito fue solicitado por la empresa el 27 de marzo pasado, cuando ya el aislamiento social obligatorio llevaba casi dos semanas de impuesto por el Gobierno, y cuando el agobio económico generado por estas medidas se hacía sentir cada vez más fuerte.

En el informe elaborado por la Corporación Financiera Internacional (CFI), brazo financiero del Banco Mundial, se explica que la entidad le está otorgando el préstamo a Adeco Agropecuaria, Pilaga y L3N «que son clientes de la CFI desde el 2016».

El grupo, con sede en Santa Fe actualmente se encuentra invirtiendo en la expansión de su capacidad de producción de lácteos así como en una mayor integración de productos lácteos y le solicitó a la CFI el préstamo para financiar una serie importante de planes locales.

Uno es la expansión de sus instalaciones de producción de leche en Santa Fe. Otro es la adquisición de dos instalaciones y marcas de procesamiento de leche de la cooperativa SanCor que están ubicadas en las ciudades de Morteros y Chivilcoy.

Y el tercer objetivo para el cual Adeco usará los u$s100 millones es la mejora de las instalaciones adquiridas, incluidas actualizaciones de eficiencia energética y las inversiones climáticas y ecológicas «que darán como resultado un menor consumo de energía y agua y menores emisiones, y ayudar a la empresa a alcanzar sus objetivos de sostenibilidad».

En este sentido, funcionarios del organismo internacional visitaron las instalaciones de Adeco entre el 20 y el 24 de enero pasado, cuando los especialistas ambientales y sociales estuvieron en las instalaciones lácteas de Adeco, incluidas las de procesamiento de leche recientemente adquiridas en Morteros y Chivilcoy, así como los dos nuevos puestos de venta libres en Estancia Carmen, en Santa Fe.

Durante las visitas, los especialistas realizaron entrevistas con la alta gerencia y el personal clave, incluidos los gerentes de producción, personal de salud y seguridad ocupacional y recursos humanos, así como con trabajadores de campo y líderes sindicales.

En este marco, a los u$s100 millones, se le agregarán otros u$s12 millones alcanzando un total de u$s112 millones. Ese monto global incluye un tramo de «Préstamo Verde» de aproximadamente u$s17.8 millones, otro préstamo A de aproximadamente u$s57 millones de la propia cuenta de la CFI y el resto de aproximadamente u$s43 millones también del organismo pero actuando en su calidad de entidad ejecutora del Programa de Cartera de Co-Préstamo Administrado (MCPP).

En el marco de los planes que Adeco tiene en carpeta también se encuentran la producción de leche fluida en Chivilcoy con la marca Las Tres Niñas que va a estar dirigida principalmente al consumo interno; la producción en Morteros de quesos y leche en polvo, que va a estar un poco más enfocada a la exportación.

También planea llegar a las góndolas con quesos semi duros con alguna de sus marcas (Las Tres Niñas, Angelita y Apóstoles), porque justamente en la planta de Morteros está especializada en este producto.

Hasta el momento, el grupo lleva invertidos en el negocio de la leche más de u$s170 millones en una década. Cuenta con más de 8.000 vacas en ordeñe en sus tambos ubicados en Santa Fe donde elaboran diariamente más de 300.000 litros de leche.

Desde su nacimiento, en 2002, Adecoagro incorporó tierras para la producción de cultivos en Brasil (donde produce azúcar, etanol y energía eléctrica) y Uruguay (donde siembra granos), además de la Argentina. Hoy, la firma emplea a más de 8.000 personas en forma directa y produce casi dos millones de toneladas de productos por año.

El último balance conocido se cerró en junio del año pasado y reflejó ventas totales por poco más de u$s382 millones y una ganancia de u$s21 millones. La compañía opera además en diversos segmentos de negocios que van desde el etanol y el azúcar, pasando por el arroz y su industrialización con la marca Molinos Ala hasta la producción láctea con dos tambos de última tecnología en el que tiene bajo ordeñe a más de 8.500 vacas que producen alrededor de 100 millones de litros de leche al año.

En el caso del segmento lácteo, después de la compra de las plantas de SanCor sus ingresos pasaron de u$s14,6 millones en 2018 a u$s29,7 millones el año pasado, mientras que el EBITDA (ganancia antes de impuestos) aumentó un 50% de u$s5 millones u$s7,4 millones.

Además logró aumentar la producción de leche un 17% en la primera mitad del 2019 respecto del 2018 y en este marco espera seguir creciendo porque sus próximas inversiones están dirigidas a este sector. Según las proyecciones que hacen en Adecoagro para el 2022 esperan tener más de 14.000 vacas en ordeñe con lo que lograrían duplicar su producción.

Por Andrés Sanguinetti Fuente iProfesional