MÁS DE LA MITAD DE LA LECHE QUE SE VENDE VOLVIÓ A PAGAR EL 21% DE IVA

Son todos los lácteos que se comercializan fuera de los súper, que acordaron un IVA de 0% por un mes

Como consecuencia del final de la exención en el IVA a los productos básicos, más de la mitad de las leches que se despachan se encarecieron en un 21% en el valor del venta al público desde el viernes pasado.

Esto es porque los mayoristas, autoservicios, almacenes y kioscos deben volver a pagar el IVA a la leche, que es del 21%. Yesos comercios trasladaron el impuesto a los consumidores.

En todos los comercios que despachan lácteos y que no son supermercados, el sachet pasó de venderse en una franja de entre $ 45 a $ 50 a cobrarse en un rango de entre $ 55 y 60.

El 42,6% de leches, quesos y productos lácteos se despachan en supermercados, según datos del INDEC. El resto se vende en los otros comercios, según la estadística oficial.

La excepción del IVA a los alimentos básicos duró hasta el 31 de diciembre. Desde el 1° de enero, volvió a regir ese impuesto a los productos de primera necesidad. Las cadenas de supermercados acordaron una aplicación menor al 21% que establece la ley, pero el resto de los comercios (mayoristas, autoservicios asiáticos, almacenes) están traspasando el impuesto a los precios.

Aunque en todos los productos de primera necesidad hay diferencias entre los precios del súper y los de otros canales, el caso de mayor brecha es el de la leche.

La diferencia está dada porque los supermercados y las usinas acordaron con el ministerio de Desarrollo Productivo que no trasladarían nada del IVA a la leche. Por eso, se comunicó que ese producto quedaba con un 0% de IVA.

Como los súper no lo trasladaron y el resto de los canales sí lo hicieron, hay una diferencia de precio de 21% entre unos y otros.

El convenio de IVA al 0% es un acuerdo entre los supermercados, los proveedores y el Gobierno nacional. El resto de los canales que comercializa productos no están comprendidos. Allí, se volvió a tributar el 21% por la venta de productos básicos. La exención fue una medida dispuesta por el ex presidente Mauricio Macri, tras su derrota en las elecciones primarias (PASO).

El Gobierno acordó con los supermercados que no traspasen el 21% del IVA. En yogures, azúcar, conservas, yerbas, harinas e infusiones, las cadenas prometieron que trasladarían el 7% a los precios. Y en aceites, entre 9% y 10,5%. Ese entendimiento es solo entre las cadenas y el Gobierno, con la anuencia de los proveedores. Los fabricantes de comestibles volvieron a la situación anterior del IVA con el resto de los canales comerciales.

En la leche es donde más se nota, porque los súper prometieron un 0% de IVA. El Gobierno aclaró que la medida durará un mes. Luego, se negociará para volver a tratar el componente impositivo. En el Poder Ejecutivo menean la posibilidad de una ley que convierta el IVA a la leche en un 0% como algo permanente.

El sachet de leche estaba entre $ 45 y $ 50 en la mayoría de los autoservicios y almacenes de Buenos Aires. Pero, tras el regreso del IVA, casi no baja de una franja de entre $ 55 y $ 60.

El Gobierno devolvería el IVA para beneficiarios de la tarjeta alimentaria. Está en los detalles que trabaja el ministerio de Desarrollo Social. La medida ayudaría a abaratarla para segmentos vulnerables.

Por Martín Bidegaray Fuente Clarín