LA LECHERÍA ANTES Y DESPUÉS DE COVID-19

Una interesante jornada organizó el Movimiento CREA para tratar de poner luz sobre los tiempos que sobrevendrán para la lechería argentina

El encuentro realizado por teleconferencia incluyó un panel de representantes de la industria láctea, y fue convocado por la Mesa de Intercambio Lechero (MIL) de la Región Centro de CREA, y el Grupo de Acción Lechero (GAL) de Oeste Arenoso, con el apoyo del Area de Lechería de CREA.

La primera presentación estuvo a cargo de Jorge Giraudo, director ejecutivo del Observatorio de la Cadena Láctea.

Según lo publicado por TodoAgro, a juicio de este experto los datos son contundentes para explicar que en el primer semestre de 2020 se verifica mes a mes un exceso de oferta, asentada en un mayor stocks de productores elaborados (+13%), menos jugadores, atenuada en el primer trimestre por un aumento del consumo por compras de pánico en el inicio de la cuarentena, y exportaciones altas en ese primer trimestre.

CAIDA DE EXPORTACIONES

Giraudo dijo que las exportaciones van cayendo en el segundo trimestre de 2020, y pronosticó para el segundo semestre de este año, una producción que se ralentiza (+2%), con un pico en octubre, y una preocupante baja en el consumo doméstico signado por la caída del PBI, y recesión que ajusta por cantidad o por precio, aunque queda por ver la actitud de la demanda (en especial de Brasil, Argelia y Rusia) y el tipo efectivo de cambio.

También indicó que en la lechería argentina se pueden hacer muchas cosas, sobre todo si se aprende lo que han hecho otros países lecheros, si se atiende y se asumen las limitaciones financieras), dimensionando de manera correcta los diferentes escenarios y en base ello, reforzar el trabajo en conjunto en la cadena. Cerró su presentación destacando que para ello «hay mucho conocimiento, sólo falta decisión».

SOBRE LO QUE CAMBIO

Cabe destacar que en cuanto a exportaciones lo que cambió es que Brasil comenzó a demandar porque el Estado dio un subsidio de 600 reales per cápita que fueron a consumo. Argelia sigue igual (sin compras del estado) y Rusia frenó compras.

En otro tramo del encuentro convocado por CREA, participaron las dos caras visibles de la industria en Argentina. Miguel Paulón, presidente del Centro de la Industria Lechera (CIL) y Pablo Villano, titular de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas.

Paulón dijo como novedad que las exportaciones repuntaron en mayo, que las industrias acumularon poco stock y que la situación financiera es variable, pero bastante saludable.

Respecto al consumo, tanto Paulón interno dicen que se mantiene pero con productos de menor valor y esto no cambiaría en el corto plazo debido a la baja del poder adquisitivo.

En conclusión baja el precio del litro de leche equivalente, y se espera que las compras de los estados –hoy estancadas-, se reactivarían en setiembre y octubre.
En ambas presentaciones quedó claro que la leche fluida, los quesos blandos y el dulce de leche son los productos más demandados, en tanto que los de mayor valor agregado cayeron fuerte.

Fuente Diario La Opinión de Rafaela