TECNOLOGÍAS DE PROCESOS EN LA MIRA DE LA LECHERÍA SANTAFESINA

Abel Zenklusen, director de Lechería de la provincia de Santa Fe, aportó definiciones respecto a dónde pondrá las mejores energías en su función, tras la primera reunión de la Comisión Provincial de Lechería

«La reunión fue una propuesta nuestra, la Mesa de lechería hacía un tiempo importante que no se juntaba y desde el Ministerio intentamos llamar a todos los actores de la cadena láctea, que en este caso no se hacía antes, no sólo tuvimos el sector primario, tuvimos el sector industrial y también la parte técnica que me pareció importante traerla. Estuvieron representantes de los productores, los industriales, universidades y facultades que estaban cerca, el INTA, grupos CREA y gente de Comercio Exterior e Interior que participaron», dijo Abel Zenklusen, director de Lechería de la provincia de Santa Fe, a modo de primera descripción.

Fue en nota concedida a TodoAgro, en el marco de un encuentro abierto por Daniel Costamagna -ministro de la Producción, Ciencia y Tecnología-, quien aseguró que su gestión estará basada en dos pilares.

«Por un lado la generación y transformación de proteína animal, priorizando el tema del arraigo, condiciones de vida, conectividad, infraestructura y escuelas rurales», según lo comentado por Costamagna, quien enfatizó la importancia de la relación con las entidades académicas y gremiales para lograr «una lechería grande, fuerte y exportadora».

PRESENTACION DE PLAN DE TRABAJO

A su turno, el director de Lechería de la Provincia presentó su plan de trabajo, que pivotea en tres puntos: eficiencia, rentabilidad y competitividad.
En cuanto a lo primero, destacó el rol del Estado en el sector de infraestructura, energía eléctrica y conectividad.

También se habló de los tipos de sistemas de producción; del bienestar animal y de las Buenas Prácticas Tamberas; de la producción promedio (por hectárea y por vaca); y de la incorporación de tecnologías.

Finalmente, se abordó el tema de las líneas de financiamiento y de los modelos asociativos.

«En el trabajo con la Mesa nos basamos mucho en los conceptos de la eficiencia, competitividad y rentabilidad, y dentro de lo que es eficiencia me interesa mucho incorporar la tecnología de procesos, donde el productor pueda tener técnicos al alcance y a la altura del momento. Obviamente que en tecnología y proceso es mucho lo que hay que hacer pero queremos poner énfasis no olvidando a todas las instituciones que están trabajando en esto», señaló Zenklusen.

FUNCIONARIO QUE «CONOCE EL BARRO»

Abel Zenklusen es médico veterinario y productor lechero en la zona de Villa San José, localidad cercana a Rafaela, en el departamento Castellanos.

Asesoró a decenas de productores, trabajó mucho en extensión con el INTA, y con su familia maneja tres tambos y conoce a fondo las limitantes que hay en el sector.

«He estado y estoy en el rubro, y casi toda mi vida trabajando en la parte de extensión. Apuntamos mucho para tratar de que el productor chico y mediano no se vaya del sistema y para eso transformarlo para que pueda tener cierto equilibrio y tomar decisiones. Nosotros en ese sector exactamente queremos trabajar mucho en incorporar sobre todo los elementos que más los están complicando como es la infraestructura en este momento, y desde este Ministerio estamos impulsando caminos, que sabemos que es el detonante de cierre de tambos chicos, tenemos mucho interés en trabajar en energías sin olvidarnos de energías renovables, hay interés en conectividad y uniendo todo lo que es ese sistema que nos ayudaría a ser eficientes. Nuestro ministerio quiere apuntar mucho a la eficiencia, uniendo a eso con herramientas de financiamiento», manifestó en un tramo de la entrevista periodística.

PARA EL PEQUEÑO Y MEDIANO PRODUCTOR

La mayor cantidad de energías de las políticas públicas provinciales estarán puestas en el pequeño y mediano productor.

«Hay una gran cantidad de productores chicos en Santa Fe, hay casi un 50 por ciento de productores que son menos de 2000 litros, es una Provincia que nos crea una diferencia, y nosotros queremos contemplarlos dentro del proyecto lechero.

«Y este tipo de productores creemos que deben ser eficientes y competitivos. Yo creo que herramientas como el tambo asociativo, estamos analizándolo en un trabajo conjunto con INTA, en tambos chicos podría ser una buena herramienta. Y en tambos medianos vamos a hacer hincapié en lo que es infraestructura y los elementos necesarios para crecer. Eso enfocado en lo que es eficiencia y tecnología, pero después tenemos una mirada más amplia y teniendo en cuenta esto nuestra Provincia puede crecer en leche», puntualizó Zenklusen.

MUCHO POR HACER

Y añadió que «sabemos que tenemos mucho por hacer, sin meternos en un tambo de encierro total, y ojo que estoy a favor de las tecnologías que se nos vienen, pero hay un número importante de tambos que con esas tecnologías de procesos que como yo decía recién, pueden pasar fácil de 17 litros promedio por vaca por año a 22, 23 litros y ganar mucho en competitividad»

Fuente Diario La Opinión de Rafaela