“EN EL ESTANCAMIENTO DEL ORDEÑE INFLUYE LA FALTA DE INCENTIVOS”

Edith Depetris Guiguet, de la Universidad Nacional del Litoral, analiza la coyuntura del sector lechero y las causas de que la producción de leche casi no haya crecido en los últimos 15 años

La doctora Edith Depetris Guiguet es Directora del Instituto de Economía Aplicada Litoral (IECAL) que funciona dentro de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional del Litoral y Profesora Titular del Departamento de Economía de la facultad.

Ademàs de dirigir programas y proyectos de investigación en temas de economía regional, la investigadora ha cursado estudios de posgrado en el Reino Unido y los Países Bajos, y obtuvo su Maestría y Doctorado en Economía Agraria en la Universidad de Wisconsin-Madison (Estados Unidos).

– ¿Cómo ve la situación de la lechería actual?

Se había recompuesto algo, pero el precio se ha estabilizado y los costos han continuado subiendo. Volverá a ser crítico para los productores de las regiones muy afectadas por las inundaciones 2016 y 2017 y la sequía de 2018, sin posibilidades de financiamiento.

– ¿Cómo ve la competitividad de la cadena láctea en el Mercosur?

Muy eficiente al nivel de productores tamberos argentinos, pero con mucho desánimo, y con necesidad de mejoras en la competitividad en el resto de la cadena.

– ¿Cómo ve la situación del cooperativismo lechero argentino? ¿Y qué desafíos tiene por delante?

El cooperativismo lechero está pasando por una crisis muy fuerte, que no escapa a lo que ocurre en el resto del sector. En particular, las cooperativas que estaban en el sistema de SanCor, han tenido un golpe serio en 2017, del cual gran parte se están recuperando y otras han quedado muy afectadas, al punto de arriesgar su supervivencia. Los desafíos son los mismos que los del resto de los integrantes de la cadena láctea (política gubernamental coherente con el crecimiento productivo, financiamiento de acuerdo a la posibilidad de rentabilidad sectorial, serio compromiso de desarrollo para abastecimiento del mercado interno y permanencia en la exportación, precios de la leche con rentabilidad para invertir, etc), a los que agregaría algunos ajustes de su propia estructura organizacional.

– ¿Por qué la producción de leche argentina está estancada en 10000 millones de litros en las ultimas dos décadas?

El estancamiento creo que viene de la mala experiencia y de la falta de incentivos que los productores y otros integrantes de la cadena han venido teniendo en las últimas décadas, con avances, intervenciones y retrocesos muy costosos. También ha influido la cuestión climática, pero me parece que lo anterior es definitorio.

– ¿A qué se debe la brecha en los resultados productivos y económicos en los actores de la cadena láctea?

Los resultados productivos y económicos deben ir de la mano; existiendo tecnología que podría permitir incrementos y mayor eficiencia en cada nivel de la cadena, su aplicación estará pendiente del resultado económico. En la medida en que no se vislumbre cierto horizonte estable y promisorio en lo económico, no se le puede pedir a los actores inversiones que no serán recompensadas, básico principio de una economía de mercado.

Fuente: Mitre y el Campo.

Deja un comentario