Por la situación económica, Adecoagro desistió de hacerse cargo de SanCor y sólo comprará dos plantas

Luego que en abril pasado se decidiera en una asamblea pasar los activos de SanCor a Adecoagro, ahora la empresa sólo estaría interesada en adquirir dos plantas. La decisión está fundamentada en los cambios de la coyuntura económica

Según una entrevista realizada al titular de la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (Atilra), Héctor Ponce por FM 95.7 Radio Sunchales, “Adecoagro había hecho una oferta integral para generar una nueva Sociedad, dejando a SanCor el 10 por ciento. En función de la situación macroeconómica, se ha reformulado la propuesta para que sea parcial, por la adquisición y compra de algunos activos que si bien conozco, prefiero que sea la propia cooperativa la que los informe”, dijo el gremialista.

Además señaló que “la marca no está en negociación, quedaría para una cooperativa con el resto de activos y sede en Sunchales. Lo que se gestiona ahora está relacionado con distintos activos industriales y puede ser alguna segunda marca que no tiene actualmente tanto peso”.

Fuentes de la industria reconocieron que los problemas pasan por la idea que tenía la empresa en la toma de créditos cuyas actuales tasas hoy lo hacen inviable.

Sin embargo manifestaron que la devaluación de mayo está favoreciendo a la cooperativa la cual empezó a ver con buenos ojos la posibilidad de reflotar el negocio. Esto es a partir de que la deuda de u$s500 millones se esta “licuando” y más aún cuando el acuerdo con los acreedores se “firmó” en pesos lo que hace viable cumplirlo, relataron las fuentes.

También remarcaron que SanCor no tiene “casi” deuda en dólares y lo pactado en pesos se lo hizo a pagar sólo por un 35 por ciento. Esto significa que están dadas las condiciones para que la cooperativa continúe bajo ese formato. Además las plantas volvieron a comprar leche en alrededor de 1,2 millones de litros por mes, y se apoyan en el cierre de plantas y retiros voluntarios para salir a flote.

Autor: Merino Soto
Fuente: BAE Negocios