Definen la ingeniería para un salvataje de SanCor

La situación de SanCor continúa siendo motivo de extrema preocupación en toda la cuenca central de la provincia de Santa Fe

Y las informaciones, que a nivel oficial no son muchas, llegan por distintas vías, aunque las principales son las que se conocen por vía de los grandes medios nacionales, que tienen contacto directo con los funcionarios nacionales que están participando de las gestiones.

Lo que parece concreto es que el Gobierno nacional abandonó la prescindencia de los primeros meses del año y ahora se involucró directamente en el intento de salvataje, vía reestructuración, venta, alianza o la solución que sea más apropiada para darle un corte al tema con el menor costo social y productivo posible.

Todas las fuentes coinciden en que estos días, antes de Semana Santa, son definitorios para la toma de decisiones que no tienen que posponerse porque cada día que pasa SanCor pierde más millones. Lo último que trascendió es que la Nación estaría dispuesta a aportar 450 millones de pesos del Fondear a cambio de que la cooperativa ordene su estructura operativa. Claramente, nadie quiere que esa cifra vaya al agujero negro en que se han transformado las finanzas de la cooperativa, que parece absorber todas las inyecciones de liquidez que recibe sin que muestre signos de salir de la terapia intensiva. Por eso se constituiría un comité de control en el que participarían representantes del propio Gobierno, de los acreedores y del gremio ATILRA, que está participando y mucho en las negociaciones, a sabiendas de que una de las primeras variables de ajuste en las que se piensa son los puestos de trabajo.

El plan contemplaría que los acreedores financieros y proveedores den una tregua de 6 meses en el cobro de sus acreencias, a lo que el gremio agregaría su propio aporte: los trabajadores aceptarían una reducción de 15% de su sueldo, postergando por seis meses el cobro de ese porcentaje pero a recuperar dentro de los próximos doce meses, a valores de salario actualizado. La propia organización sindical también aceptaría postergar una deuda de 100 millones de pesos que la cooperativa tiene por aportes impagos al sindicato. El combo se completaría con la suspensión de despidos por seis meses. Este plan le daría oxígeno a SanCor para negociar una alianza o una transferencia de activos a una sociedad, tema que podría tratarse en una asamblea de la Cooperativa que se llevaría a cabo en este mismo mes de abril.

Suspensiones en Devoto

En tanto, desde el 1 de abril, y por 30 días, más del 40% el personal de la planta de SanCor en Devoto tendrá “jornadas libres” de trabajo, lo que constituye una virtual suspensión a más de 80 empleados que percibirán el 75% de sus sueldos.

La medida se suma a la paralización de las plantas de Centeno, Coronel Moldes, Charlone y Brinkman, como consecuencia de la crisis de la cooperativa y a la falta de materia prima, como producto del impacto de la caída de la producción y de la fuga de tamberos que sufrió SanCor. En Devoto funciona un establecimiento que produce manteca, crema y leche en polvo.

http://www.diariocastellanos.net