TAMBOS: DESPEGA LA RENTABILIDAD Y SE APROXIMA AL 2%

Es el dato central del último informe de Costos Regionales de Producción de Leche, con datos de junio, publicado por el Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (OCLA)

El tambo promedio argentino trabajó en junio con una rentabilidad sobre el capital de 1.84%, muy por debajo del 5% deseable para pagar todos los costos en efectivo, mantener el capital y retribuirlo con esa tasa asignada.

Es el dato central del último informe de Costos Regionales de Producción de Leche, con datos de junio, publicado por el Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (OCLA). La conclusión surge de un precio de la leche al productor para el mes de junio del 2021 de $ 31,32/litro (SIGLeA) y $ 32,02/litro (Panel 18 Empresas), versus los Gastos Directos + Gastos de Estructura + Amortizaciones + Retribución Empresarial ? Recuperos, que fue de $ 30,25, “arrojando una tasa de rentabilidad al Capital del 1,84%”.

Pero, advierte OCLA, “si al Costo de Producción le incorporamos una rentabilidad exigida al Capital Promedio Operado del 5% anual, obtenemos un Precio de Equilibrio de $ 35,62”.

Los indicadores en dólares, indican que el precio panel 18 en dólares fue de US$ 0,336/litro, el Costo de Producción de US$ 0,318/litro y el Precio de Equilibrio de US$ 0,374/litro.

“La diferencia entre el precio percibido y el precio de equilibrio es de $ 4,03 y US$ 0,042/litro de leche, alrededor de un 12 y 13% menos, respectivamente”.

El informe sostiene que luego de 6 meses consecutivos, la rentabilidad del tambo promedio se neutraliza en marzo y en abril se torna levemente positiva, y en mayo y junio logra tasas del 1,5% y 1,8%, respectivamente. “Cabe aclarar que hay algunas regiones con rentabilidad negativa en los últimos 11 meses”, advierte.

Para el mes de julio hay expectativas de que continúe la mejora del precio por encima de la inflación y de la devaluación del tipo de cambio, con lo que los precios reales seguirán mejorando.

Respecto a la rentabilidad también es probable que mejore ya que han caído los precios de lo granos (soja y maíz), lo cual mejora la relación de precios de la leche y reduce precios de alquileres.

Por su parte las bajas en los precios de la vaca de descarte, que no han sido tan fuertes de acuerdo a lo previsto, pero afectaron en cierta medida el recupero por venta de carne.

Se sigue observando una alta dispersión de costos, precios de equilibrio y rentabilidades entre estratos productivos y entre regiones. La rentabilidad presenta una tasa máxima del 8,6%, una mínima del -1,3%, un desvío estándar respecto a la media del 2,4% (132% el coeficiente de variación).

Al comparar el Ingreso al Capital generado por el Caso Modal Promedio Ponderado con el Capital Promedio Operado (tierra, animales, maquinarias, bienes de uso y circulante), da una tasa de rentabilidad del 1,84%. La rentabilidad ponderada de las diez regiones por estrato fue de -0,2%, 1,2% y +3,9% para el tambo chico, mediano y grande, respectivamente. Esto implica una mejora respecto al mes anterior y abre una expectativa para el mes próximo.

Fuente: Lechería latina