INVESTIGADORES SANTAFESINOS DETECTAN UN NUEVO PATÓGENO EN UN TAMBO

Se trata de Mycoplasma leachii, una bacteria que causa artritis en terneros. El hallazgo de los investigadores del INTA y de la UNL contribuirá a mejorar la adopción de medidas para proteger al ganado

Investigadores de INTA y de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) identificaron en un tambo de Santa Fe una bacteria, de la especie Mycoplasma leachii, que producía en los terneros cuadros predominantemente de artritis.

El estudio, publicado a comienzos de año en la Revista Argentina de Microbiología, tuvo su origen en las muestras de un ternero ingresado al Hospital Veterinario de la Facultad de Esperanza del que no se había podido obtener un diagnóstico por los medios usuales. “ En el laboratorio extrajeron el ADN, lo secuenciaron y las secuencias obtenidas fueron comparadas con otras almacenadas en una base de datos para determinar por similitud que especie era y llegamos a determinar que se trataba del Mycoplasma leachii”, explicó Luis Calvinho, investigador de la Estación Experimental Agropecuaria Rafaela del INTA y docente de la UNL.

Este organismo pertenece a uno de los tipos de microorganismos auto-replicativos más pequeños que existe en la naturaleza, y existen muy pocos informes sobre éste patógeno en el mundo a excepción de Australia.

¿Qué provoca en los rodeos?

En general, estos organismos se consideran normales en las mucosas de los bovinos, hasta que en algún momento se producen cambios en los tejidos, comienzan a multiplicarse estas bacterias y ya no pueden ser controladas por el organismo del animal y generan, en la mayoría de los casos, artritis. También pueden darse casos de neumonía, otitis y mastitis (infección mamaria) en vacas lecheras.

De acuerdo con el investigador del INTA, el hallazgo no debería producir preocupación en los consumidores ya que no está informado que se causen infecciones en seres humanos. “Además, la leche destinada a consumo es pasteurizada, lo cual elimina este microorganismo y otros potencialmente patógenos para el ser humano”, explicó.

Poder caracterizar este patógeno- indicó Calvinho-,  permitirá  a los veterinarios que trabajan con productores agropecuarios establecer medidas necesarias para cortar la cadena de transmisión de los patógenos y lograr un control efectivo de la enfermedad.

“En Inta Rafaela tenemos las herramientas y queremos difundir entre los colegas que nos interesa darles nuestro apoyo desde el laboratorio, que pueden enviar sus muestras para generar información de cómo afectan a los animales estas bacterias que son poco conocidas y poco diagnosticadas”, concluyó Calvinho.

Del avance también participaron Verónica Neder (primera autora del estudio), de INTA Rafaela; Ariel Amadio, del CONICET y de INTA Rafaela; y Martín Allassia, de la UNL.

Fuente: Campo Litoral