EL PASTO SIGUE DANDO VENTAJAS EN LOS LÁCTEOS

El pastoreo tiene demostrado un mejor caudal de calcio, vitamina D y CLA en la materia prima

Como en todo, las modas conducen de alguna manera las tendencias en la producción. En cuanto a la lechería, la alimentación vuelve a cobrar determinada importancia, porque con la promoción de productos lácteos originados en la alimentación a pasto, se cubre la necesidad de un consumo más consciente.

Si bien todos los tipos de leche son iguales cuando se trata de calcio y vitamina D, resulta que la leche surgida por la alimentación con pasto del animal, tiene ventajas nutricionales excepcionales que llegan a ser fuente de grasas saludables para el corazón y ciertos antioxidantes.

Un estudio publicado en la revista Food Science & Nutrition comparó los ácidos grasos omega 3 en diferentes tipos de leche, la de vacas alimentadas con pasto, convencional (en base a granos) y orgánica. Los investigadores recolectaron más de mil muestras de leche de vaca alimentadas con pasto a lo largo de tres años y las compararon con datos de un estudio similar de leche convencional y orgánica. Los resultados mostraron que la leche de las vacas alimentadas con pasto tenía un 147 por ciento más de omega-3, que son beneficiosas para combatir la inflamación y las enfermedades del corazón, además de promover la salud del cerebro, que la leche convencional y un 52 por ciento más que la leche orgánica.

Sharif Ramadan, Director de Marcas de NFPC, que fabrica la popular marca de leche, Lacnor explica que “las vacas lecheras alimentadas con pasto durante todo el año, lo que incluye el invierno y el comienzo de la primavera. Los animales son libres de vagar por los campos de Nueva Zelanda para pastar durante todo el año, incluida la primavera, el verano y el otoño. Esto les devuelve a lo que es su verdadera naturaleza, ser un animal de pasto, por lo que son animales más felices”.

Según la investigación, se encontrará obteniendo al menos 75 mg de CLA (ácido linoleico conjugado) de una porción de 225 gramos de leche de vaca alimentada con pasto. El CLA es un tipo de grasa asociada con una amplia variedad de beneficios para la salud, incluido el apoyo del sistema inmunológico e inflamatorio, la mejora de la masa ósea, la mejora de la regulación del azúcar en la sangre, la reducción de la grasa corporal, la reducción del riesgo de ataque cardíaco y el mantenimiento de la masa corporal magra.

“La leche alimentada con pasto que proviene de Lacnor es más alta en CLA que la leche no alimentada con pasto”, dice Ramadan. “Nuestras vacas pasan el 90 por ciento de su tiempo en promedio afuera en pastizales, lo que significa una buena dosis de vitamina D. Como resultado, nuestras vacas producen leche con niveles típicamente más altos de vitamina D en comparación con las vacas que a menudo se mantienen adentro”.

La producción de leche de Lacnor también sigue el patrón natural del crecimiento de los pastos. “Las vacas comienzan a producir leche en el momento en que el crecimiento del pasto se recupera a principios de la primavera”. “La producción de leche alcanza su punto máximo cuando las tasas de crecimiento del pasto son más altas (octubre). Luego, en invierno, nuestras vacas generalmente descansan cuando crece el pasto y los nutrientes que proporciona son los más bajos. Antes del Día Mundial de la Leche, deseamos enfatizar la importancia de la alimentación para las vacas lecheras y cómo puede tener un impacto significativo en la calidad nutricional de la leche y otros productos lácteos”, concluyó el industrial neocelandés

Fuente: Elida Thiery